fbpx

Si quieres evitar sustos con el agua que bebas durante una actividad al aire libre, acá te dejamos una guía fácil de cómo potabilizar sin complicaciones. 

Es muy poca la gente que potabiliza el agua durante sus salidas al aire libre y si no quieres acabar en la cama de tu casa o de un hospital lamentándote, los siguientes consejos te orientarán sobre cómo evitar complicaciones desagradables.

Lo más importante

En Chile las aguas provenientes de la montaña (por tanto sin clorar) son en su mayoría potables a toda época del año. Aunque potabilizarla puede ser obligatorio en los meses más calurosos, incluso aunque salga del grifo de un refugio, ya que otras personas contaminan los flujos de agua con deposiciones fecales.

Las aguas dulces transparentes chilenas, difícilmente incluyen más que los principales tipos de bacterias que causan transtornos digestivos, pero aguas turbias del tercer mundo/climas tropicales o recogida de sitios insalubres (por ejemplo un charco en el que beben animales) puede incluir virus y protozoos mucho más nocivos, capaces de originar enfermedades graves y/o mortales.

Hay cinco formas de obtener agua potable: mediante pastillas, filtros, purificador de luz ultravioleta, hervido y desalinización de agua de mar. Pasemos a ver cada uno de estas formas:

HERVIDO

El sistema más antiguo y más útil para una emergencia que para uso continuo por el gasto energético.

VENTAJAS: eficaz contra todo tipo de micro organismos siempre que el hervido dure al menos 10 minutos y no añade productos químicos.

INCONVENIENTES: lento, hay que esperar que hierva suficiente tiempo y que luego se enfríe y requiere recipiente metálico. Además, exige llevar combustible (más peso y costoso) habitualmente gas butano o propano.

LAS PASTILLAS

Una buena solución para quienes potabilizan agua sólo de forma esporádica.

VENTAJAS: muy ligeras, económicas (de $10.000 a $20.000 CLP cada 100 pastillas) y de fácil uso (1 pastilla por cada litro).

INCONVENIENTES: conlleva tiempo de espera (de 30 a 120 minutos), las de cloro añaden sabor fuerte y se está ingiriendo productos químicos.

FILTROS

Son pequeños aparatos de tipo mecánico con palanca de bombeo, aptos para aguas claras con micro organismos de tipo bacteriano.

VENTAJAS: no añaden sabor al agua, pueden llegar a ocupar muy poco espacio y son bastante ligeros (de 200 a 350 gr).

INCONVENIENTES: caros (desde los $30.000 CLP), de uso fatigoso (capacidad de bombeo 0,5 litros por minuto). El filtro de cerámica, fibra de vidrio, carbono o metal suele obstruirse antes de la longevidad teórica estimada por los fabricantes, a menudo por partículas minerales y vegetales en suspensión.

PURIFICADOR DE LUZ UV

Poco más grande que un rotulador tipo marcador flúor, incluyen una lámpara de cristal que emite luz ultravioleta. Se trata de un sistema bastante nuevo y muy recomendable.

VENTAJAS: eficaz contra todo tipo de micro organismos, muy seguro, casi instantáneo (45 segundos), no añade productos químicos nocivos y permite disfrutar del sabor natural del agua. Pequeños y muy ligeros, de 80 a 100 gramos.
INCONVENIENTES: es caro (desde los $90.000 CLP), utiliza pilas o batería recargable y todavía en Chile no se comercializan demasiado.

DESALINIZADORES

Funcionan por ósmosis inversa y los más pequeños pueden llevarse en una mochila para potabilizar agua de mar.

VENTAJAS: potabilización de agua de mar para obtención de agua sin sabor ni olor.
INCONVENIENTES: caros, pesados, fatigosos difíciles de comprar, poco polivalentes (no diseñados para potabilizar agua dulce).

Recuerda estos consejos para potabilizar agua de manera fácil y segura.

¿Te gustó el artículo? Compártelo y Apórtanos con un “Me Gusta” en nuestra página de Facebook o síguenos en Instagram! ¿Tienes dudas? Puedes escribirnos en contacto.


Felipe Martínez

Chileno amante de la naturaleza. Director de la Fundación Senderismo para Todos en donde buscamos promover la resiliencia y la felicidad en niños, adolescentes y adultos a través del senderismo, protección y cuidado del medio natural.